5° Encuentro Nacional Indígena, Campesino y Popular Por las Resistencias, los Derechos y las Autonomías

IMG_1731

Realizado en la Casa de la Cultura de Juchitán Oaxaca, México el 2 y 3 de mayo de 2015.
DECLARACIÓN POLITICA
Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.
En Memoria de Eduardo Galeano

Nos encontramos a un año de la propuesta del Primer Encuentro Indígena, Campesino y Popular, por las Resistencias, los Derechos y las Autonomías realizado en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, que nace con la intención de iniciar los procesos de resistencia contra los graves ataque, despojos y violación a los derechos humanos por la aplicación de las reformas estructurales y la implementación de los proyectos de muerte.
Llegamos desde todos los rincones de la Patria a éste heroico Pueblo de Juchitán en el estado de Oaxaca, municipio y estado, cuna de profunda tradición, mística y grandes culturas originarias, centro de historia y de ejemplares batallas populares contra el neoliberalismo;sobre la necesidad de continuar unificando las resistencias, avanzar en la construcción de nuestro proyecto político cultural, la permanente transformación de la agenda de lucha nacional y la consolidación de las bases de este gran referente nacional, para darle continuidad a las acciones coordinadas en el país para defender y recuperar la soberanía, la independencia y las libertades democráticas y los derechos para los mexicanos.

A través nuestros Encuentros se ha forjado un sólido crecimiento cualitativo y cuantitativo de los procesos de organización y coordinación de las tareas nacionales proyectadas a mediano y largo plazo en la ruta coyuntural y estratégica que enfrente las agresiones neoliberales;por ehemos decidido con una fortalecida unidad nacional desde nuestros referentes, nuestra autonomías y nación pluricultural asumir este momento histórico de recrudecimiento de la lucha de clases del sistema capitalista y sus trasnacionales contra el pueblo, para aportar desde abajo y desde el corazón de las comunidades y los territorios a la construcción del nuevo proyecto de nación.
Los megarricos y sus trasnacionales con su ilegal y amoral neoliberalismo, en medio de su profunda crisis estructural continúa en el empecinamiento de mantener sus elevadas cuotas de ganancia, de cargar al pueblo sus recesiones para dinamizar sus economías, con la implementación de las reformas estructurales y mediante el concepto jurídico del Dominio Pleno, reutiliza las formas más primitivas como la depredación, el fraude y el despojo para la acumulación y la necropolitica y el estado de excepción como actos de represión, desesperanza y miedo para la expropiación y expulsión del campesino de sus tierras y territorios, la violación de los Derechos Humanos y la precarización de las condiciones de los trabajadores y el pueblo.
Tantos agravios a los trabajadores jóvenes, a los estudiantes, a los profesionistas que no encuentran empleo, a la mayoría de los mexicanos por parte de los neoliberales, obligan a la clase trabajadora, a electricistas, petroleros, mineros, a las comunidades indígenas, campesinas, urbano populares gremiales y científico profesionales a organizarnos y defender nuestro territorio y nuestros derechos humanos, las libertades democráticas y la Patria.
Las jornadas de más de ocho horas, el trabajo infantil, el trabajo a destajo, los campos de concentración agrícolas donde los trabajadores viven hacinados y en condiciones inhumanas, las maquilas, el crecimiento del número de trabajadores de confianza, asociados, honorarios o meritorios, son las modernas formas de sobreexplotación de la fuerza de trabajo.
Las reforma estructurales y el programa educativo neoliberal con la teoría de la complejidad, atentan contra la soberanía cultural de nuestro pueblo, la analfabetización, la manipulación de las estructuras neuronales y control del pensamiento, la negación de las herramientas para obtener el conocimiento y la desculturalización, la sobreexplotación y el despojo cimentados en la sumisión. Desde nuestros indomables pueblos originarios, desde nuestros procesos científicos, culturales y los métodos de investigación aportados por la humanidad, caminar como fuerza organizada y de proyecto para el uso del conocimiento ancestral y universal y como acción organizativa para establecer nuestro proyecto político cultural y popular que renueve los vínculos escuela-comunidad, teoría y práctica, trabajo-comunidad,Acompañamos la lucha de los maestros contra la criminal reforma educativa, vamos a generalizar la práctica de la educación popular, Vamos conformando las escuelas integrales de educación popular, los colectivos, equipos, círculos de estudio, cursos, diplomados, universidades, tanto populares como indígenas, como acto de poder de formación del sujeto histórico, para la construcción y transformación y de acuerdo a nuestras líneas estratégicas contribuir a la resistencia y construcción del proyecto del buen vivir, la felicidad de los pueblos y las construcción del proyecto de nación y del poder popular.
Luchamos por conjuntar una fuerza que permita echar abajo a los agresivos y nocivos megaproyectos del gran capital, que agreden, contaminan a la madre tierra, contra las trasnacionales de los agro tóxicos, los agro alimentos, las bebidas edulcorantes y los alimentos chatarra que destruyen los suelos y atentan contra la salud de los pueblos, contra los transgénicos que destruyen miles de años de construcción del germoplasma, contra las monstruosas farmacéuticas que se apoderan de la rica biodiversidad de nuestros territorios, selvas , bosques manglares, desiertos y litorales.Rechazamos en lo específicoel megaproyecto de parques eólicos en Juchitán, Oaxaca, que atenta contra el medio ambiente, los derechos del pueblo, que despoja y destruye los territorios, la biodiversidad y que afecta la vida política y cultural de la región. Por la utilización de energías que estén en equilibrio con el planeta, por las energías limpias y renovables, por la soberanía alimentaria fomentando la agricultura orgánica y desde la alimentación ancestral de nuestros pueblos originarios y manteniendo una campaña de conservación, de rescate de nuestras semillas nativas.
En nuestras comunidades, en nuestros barrios y nuestro pueblo, está un verdadero acumulado de conocimientos, saberes, tradición, cultura, de relaciones con la madre tierra; los bienes colectivos y comunales son de un gran valor intrínseco, ahí, se encuentra la verdadera fuente para aprender de nuestras propias fuerzas de nuestras experiencias para construir la resistencia popular, organizada y consciente como parte de la estrategia para tejer las nuevas realidades económicas, políticas, sociales, y culturales que, basándose en la autonomía, el respeto y arte de vivir entre nuestros pueblos edificar el poder popular.
Vemos en la comunidades el despliegue de construcción contrahegemonica, la comunidad como el esfuerzo que mira nuestra historia y sustento de la resistencia y construcción como núcleo o comunidad popular, como pensamiento y objetivos comunes, el desarrollo de la comunidad como fortaleza para ejercer el poder comunal y sus asambleas general de comuneros que eligen sus autoridades y resuelven sus problemáticas, la territorialidad comunal y sus recursos colectivos como beneficio de la colectividad, el disfrute comunal, su cultura,los beneficios comunales y al reproducción de su cultura, los principios de solidaridad, el trabajo comunal y su contribución a la colectividad, y desde su soberanía, territorio y desde sus usos y costumbres s como elemento escencial que contribuye hacia el gran proyecto político popular y cultural de los pueblos de México.
Nos proponemos continuar desplegando la organización de las comunidades: a) rescatar la asamblea y el consejo como formas que potencian la democracia participativa y protagónica, así como la centralidad democrática y la dirección colectiva; b) recuperar el trabajo voluntario, el tequio, la guetza, la faena como formas de organización del trabajo con valor social que ayuda a resolver múltiples necesidades de las familias y los pueblos; c) las fiestas, verbenas, convivencias, foros populares, festivales político culturales como los espacios de encuentro y diálogo entre iguales, como los espacios donde concurren las construcciones artísticas y se entrelazan nuestras interpretaciones de cómo funcionan el universo y la vida, y cuáles son nuestras miradas culturales hacia la utopía; d) el conocimiento ancestral y universal ha de ser el fundamento del proyecto de organización social con amplios juicios políticos, morales, estéticos e intelectivos; e) la buena alimentación que se desarrolla desde el buen producir, sin transgénicos, sin agrotóxicos, sin hormonas y nocivos clenbuteroles; la buena alimentación que recupera los alimentos básicos del maíz, el amaranto, el cacao, los vegetales de hojas verdes, las frutas, las semillas y granos saludables; la buena agua y los buenos minerales.
Desde el V ENICP manifestamos la exigencia de presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos de manera forzada por el estado mexicano, nuestra firme solidaridad con padres, madres y familiares, con los heroicos estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero, y con las Escuelas Normales Rurales, por el castigo a los responsables de toda la cadena de gobierno y mando, por acción o responsabilidad material, por omisión o responsabilidad intelectual y mantener la denuncia permanente a nivel nacional e internacional y parten las acciones globales los días 26 de cada mes.
Se hace necesario la construcción de una gran bloque popular que evite el despojo y la acumulación por desposesión; objetar la barbarie, los proyectos de muerte y la explotación que traen consigo; desaprender la cultura de ser subalternos y desterrar los miedos; desde nuestra mayoría cuantitativa convertirnos en mayoría política y contrahegemonica y desde nuestras autonomías, construir el poder social y popular que construya las buenas leyes, la nueva economía, la nueva cultura para ganar el país para el pueblo de México.
Refundar la nación mexicana desde una perspectiva de democracia popular, pasa por repensar la integración de las múltiples nacionalidades que conforman la república plurinacional y multicultural; nuestra unidad se encamina a conjuntar los esfuerzos, a aprovechar las potencialidades de cada organización para construir la transformación social, económica y política que el país necesita. Esas potencialidades están contenidas en los principios humanos y de clase, en la moral, en las asambleas, en la práctica de colectividad, y comunalidad de nuestras organizaciones; otra potencialidad es la cultura ancestral, comunitaria y popular en la que se contienen formas de pensar, de producir, de consumir, de gobernarnos, de relacionarnos y de expresar nuestras emociones y sentimientos; otra son los procesos pedagógicos se desarrollamos desde el movimiento y desde los ejercicios de poder popular como poder contrahegemónico; nuestros ejercicios de educación popular, liberadora, integral, humanista y científica, son a la fecha muy desplegados tanto en la escuela regular como en escuelas autónomas, en los colectivos y círculos de estudio.Construir el poder popular desde las experiencias, conocimientos y prácticas de cada una de las organizaciones nos desafía a caminar pensándonos y viviéndonos como un solo cuerpo que desde una agenda común construye una mirada unitaria.
V ENCUENTRO NACIONAL INDÍGENA-CAMPESINO Y POPULAR, POR LA RESISTENCIA, LOS DERECHOS Y LAS AUTONOMÍAS
Juchitán Oaxaca, México el 2 y 3 de mayo de 2015.

IMG_1694 IMG_1698 IMG_1715 IMG_1717 IMG_1721 IMG_1729 IMG_1731 IMG_1748 IMG_1752 IMG_1759 IMG_1763 IMG_1766 IMG_1778 IMG_1787 IMG_1800  IMG_1802 IMG_1806 IMG_1942 IMG_1954 IMG_1955 IMG_1959 IMG_1977 IMG_2034 IMG_2037 IMG_2038 IMG_2047 IMG_2081 IMG_2087

Casa de la Cultura de Juchitán, Oaxaca, los días 2 y 3 de mayo de 2015