Urge diálogo con el magisterio disidente

_MG_8682

Tomado del Correo Ilustrado de la Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2016/06/20/index.php?section=correo

 

Urge diálogo con el magisterio disidente

Para imponer la reforma educativa, el gobierno desató una guerra contra el magisterio democrático, que ahora amplía a todos los sectores de la población que apoyan a los maestros. Entre los saldos de esa represión se cuentan ya casi una decena de muertos, dirigentes sindicales encarcelados, pueblos enteros agredidos y vulneración de los derechos más esenciales. Se ha llegado a difamar a los defensores de derechos humanos, como son los monitores del Observatorio de DH de los Pueblos, recién constituido. El propósito es preparar también en su contra medidas represivas, como lo ha denunciado el Coddep-Mnpp. En los hechos, están suspendidos los derechos que reconoce la Constitución mexicana, sin la correspondiente declaratoria. Con ello, se viola no sólo el artículo 29 constitucional, sino el conjunto de las prerrogativas ciudadanas y humanas que prevé la Carta de Querétaro, que está por cumplir un siglo de vigencia, pero de escasa aplicación.

La situación es extremadamente grave. El gobierno apuesta a la fuerza bruta, ajena a cualquier regla jurídica (aunque en los discursos se invoquen leyes). Urge que se establezca la mesa de negociación con la CNTE, con el fin de analizar públicamente los verdaderos alcances de las reformas laborales y administrativas que se han impuesto a los maestros, y avanzar hacia una reforma realmente educativa y no punitiva. Esta es la causa de fondo de la legítima lucha del magisterio agrupado en la CNTE, de la cual se debe derivar la inmediata libertad de todos los docentes presos, la reinstalación de los despedidos, el pago de los salarios pendientes y la normalización del trato a quienes defienden la educación pública, laica y gratuita.

Por el Consejo Asesor del Observatorio en Derechos Humanos de los Pueblos, Eduardo Correa Senior, José Rafael Grijalva, Carlos Fazio, Félix Hoyo Arana, Enrique González Ruiz; del capítulo Colombia, Piedad Córdoba, Camilo González Posso y Mario Hernández; Stella Calloni, capítulo Argentina; Héctor Orlando Zambrano, Nieves Hugo Alberto, Giocoda  Mota Gutiérrez, capítulo Venezuela;